Tiempo al tiempo

En mi juventud, nunca me entusiasmaron los tutús de Karinska para el fantástico Cascanueces de Balanchine™  aún siendo auténtica admiradora de sus diseños; en mi torpeza, los trajes me parecían demasiado planos, casi irreales, balanceándose entre el mundo del ballet y el del recortable. Seguramente fue eso lo que ella pretendió, así que me quito …

Piernas y uñas

Piernas largas, rectas... subidas a unas puntas brillantes que convierten a la bailarina en una suerte de ave zancuda que recorre el escenario a velocidades vertiginosas. Así le gustaban a Balanchine las bailarinas/mujeres. De todos los pares de piernas del New York City Ballet, quizás las más envidiadas sean las de Maria Kowroski: piernas sólidas …