Problemas de memoria

Había olvidado cuánto me gusta ir a Carnegie Hall. Me encantan la acústica, las butacas, el precioso arco de proscenio y las bombillas de bajo consumo escondidas en lo alto. También las páginas autógrafas de Berlioz, Massenet, Yves o Liza Minelli -así, al retortero- colgadas en los pasillos. Esta vez fui a escuchar a Natalie …

El Met

Hay wifi gratis en Lincoln Center; quiero decir, en la plaza. Eso te permite llegar a la puerta del Metropolitan Opera House un rato antes de la última representación de Die Walküre, con un "sold out" colgado en la entrada, y poder mandar un SOS al interior. Al rato estaba sentada casi tras el cogote …

New York Spring

Hace un par de meses dije, medio en broma, que la primavera había llegado a mi casa, sólo porque había puesto un juego de sábanas veraniego. [Parece mentira la cantidad de tonterías por minuto que puede llegar a verbalizar un ser humano.] Qué va. La primavera es hoy. Ahora. Cuando llueve en Manhattan y la …

Madrileña silbona

Silbo todo el rato. Me encanta silbar. Qué vulgaridad, dirán algunos. Oh, yes. Silbo cuando hay tormenta y cuando sale el sol; mañana, tarde y noche. Tengo, además, un repertorio amplísimo, que abarca desde el Cancionero de la Colombina hasta Candide -por decir algo interesante y silbable- pasando por Atahualpa Yupanqui, el Stabat Mater de …

La vida, dos veces breve (dos anécdotas unidas por la poesía)

1. Esta mañana, al salir del espectacular edificio sede de la SGAE, bajaba paseando por la calle Bárbara de Braganza con Carla Fernández-Shaw (Coordinadora de la Fundación Loewe); sin decirme nada, me enfrentó a un homenaje a su bisabuelo, Carlos Fernández Shaw, junto a la calle Gravina. La leyenda de la escultura reza: "Para inculcar …