Con la W de…

Western Symphony. Tan superficial y elegante que estremece. Viva Balanchine. Wagner, Richard. Tuvo que incorporar un bailable a su Tannhäuser para que se lo dejaran estrenar en L'Opéra de Paris. El pobre... imaginen el drama. Luego se lo bailó Isadora en Bayreuth, pero para entonces él ya había decidido morirse. Waltz. La vida, siempre, debería …

Con la E de…

Entrechats. Claro. No podían faltar en mi blog. Esmeralda. Ojo, que esa variación puede convertirse en un himno a la vulgaridad; miren a Osipova y verán a lo que me refiero. Eva Evdokimova. "La última bailarina", decía de ella Héctor Zaraspe. Effacé. Ay. Para eso soy tan maniática como mi madre. Crucen la pierna, por …

Con la N de…

Nueva York. Por los conciertos de la New York Philharmonic en la explanada de Central Park. “Priceless music absolutely free”, era su lema. Nueva York. Hay que pasar una exigente audición para que te dejen tocar en su metro mugriento. ¿Alguien decía nosequé de competitividad? Nueva York. Asistes a un estreno mundial de Paul Taylor …

Con la F de…

Frappé. Hace mucho, mucho tiempo se solía acentuar dentro; después, fuera. Actualmente está en peligro de extinción, gracias a la nula intervención de las autoridades. Fjernt fra Danmark eller Et Costumeball ombord. No se asusten: es el título original del Lejos de Dinamarca de Bournonville. Y qué lejos veo Dinamarca, a veces. Félix. Sólo de …

Con la S de…

Sofiane Sylve. Sensacional. Soutenu. Es a los piqués lo que las patatas a unos buenos huevos fritos. September Song. Porque me encanta. Stephanie Saland. Desde que esta mujer se retiró, el tercer paso a dos de In the Night debería suprimirse de los escenarios. Con eso me conformaría. Seguidilla. Muy conocida y simpática, y además …